Los niños están capacitados desde edades tempranas para sumergirse en el mundo de las matemáticas pero no a través de la memorización, sino de la comprensión.

Los niños desarrollan ideas matemáticas de forma natural a través de sus experiencias cotidianas y los educadores deben aprovechar estos conocimientos para construir los contenidos matemáticos implícitos en ellos.

Nuestra propuesta didáctica para trabajar las matemáticas se basa en seguir por tanto el procedimiento natural del cerebro del niño para el procesamiento de los contenidos matemáticos y hacerlo de una manera interesante y divertida.

El primer contacto de los niños con los conceptos matemáticos es a través de materiales y objetos, pues el comienzo de este pensamiento lógico matemático nace de relacionar objetos y sus propiedades (colores, tamaños, formas,…).

Más adelante, para que los números se conviertan en algo real y cercano, el niño debe observar, experimentar y tocar. Trabajar las matemáticas a través de la manipulación y la experimentación, aplicándolas a la vida real y enfocándolas a la lógica y la resolución de problemas de la vida cotidiana hace que sean más sencillas de comprender y motivadoras.

Emplearemos juegos y materiales específicos, pero también crearemos y adaptaremos otros muchos junto con los propios niños y sus familias, para ayudar a consolidar la comprensión de los conceptos matemáticos básicos, alejando los números del mundo abstracto y relacionándolos con elementos naturales.

Desarrollar la inteligencia matemática desde una edad temprana ayuda a los niños a entender conceptos, establecer relaciones lógicas y utilizar de forma natural cálculos, cuantificadores e hipótesis.

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.