Aparentemente es un ejercicio muy sencillo pero insertar pinchos es una actividad que requiere de concentración y atención, además de destreza motriz fina. ¡Todo un reto para los peques!🏆

Aquí tenemos a nuestros peques de 1 añito súper concentrados con este juego que …¡¡no les puede gustar más!!

Es un juego que, a pesar de su sencillez tiene múltiples beneficios y trabaja/ desarrolla muchísimas áreas:
🔹La motricidad fina implicando tanto la famosa “pinza”, como el movimiento de la mano.
🔹La atención y la concentración
🔹La capacidad/destreza manipulativa
🔹La coordinación óculo-motora (o visomotriz)
🔹La orientación espacial
🔹La creatividad
🔹La memoria

Trabajamos la Atención y la Motricidad Fina insertando pinchitos en la clase de 1 añito:

Este tipo de ejercicios nos ayudan a desarrollar el movimiento de la mano para posteriormente aprender a ser más autónomos. Nos ayudará a desde saber subir una cremallera, coger un vaso para beber sin que se caiga, abrochar un botón, escribir, pasar páginas, abrir botes…

La duración de los períodos de juego se irán incrementando conforme se incrementen esos tiempos de atención sostenida.

¡Qué bien lo pasamos!😍

¿Te ha gustado este post? Quizás te interese leer..

Playing with spaghetti

El huerto de nuestra escuela

Espacio Multisensorial

Somos pequeños artistas

Aprender a través de los sentidos

Matronatación en Las Rozas