Con tan solo una caja de pizza, una bolsa y unos pompones…¡la diversión está asegurada!

A través de esta actividad aparentemente sencilla, los peques de 2 añitos trabajan la concentración, la coordinación oculo-manual y el control postural, ya que a esta edad aún no está adquirido y como puede podéis ver en las imágenes, los peques aún no son capaces de mover sólo sus brazos para agitar la bandeja sino que lo hacen moviendo el cuerpo en bloque todavía.

Trabajo de Control Postural Infantil a través de un juego DIY

Los peques tenían que introducir los pompones en la nariz del payaso. ¡Así se pasaron concentrados unos 15 minutos seguidos! Mirando cómo lo hacían los compañeros e intentándolo una y otra vez ellos mismos.

El control postural infantil es muy importante trabajarlo desde edades tempranas.
¡Pero qué maravilla de peques y cuánto aprenden en la escuela!